¿Cuándo hacer reclamaciones a los bancos?

En años recientes el número de reclamaciones a los bancos por parte de los usuarios se ha elevado de forma exponencial. Esto, que los expertos califican como un fenómeno sin precedentes en la historia bancaria, abre una nueva etapa en la relación que existe entre la banca y los usuarios. En este artículo te contamos cuándo hacer reclamaciones a las entidades bancarias.

Los bancos también se equivocan

Muchas personas creen que los bancos operan con un margen de infalibilidad del 100%, es decir: que nunca comenten errores. La verdad del caso es que las entidades financieras, aun cuando parecen estar rodeadas por un halo de perfección, comenten errores.

Estos errores ocurren con más frecuencia de lo que los usuarios creen. En ocasiones no son errores sino directamente excesos en contra de los usuarios.

Lo que sucede es que en esos casos los usuarios no están o, mejor dicho, no estaban muy enterados de sus derechos y de los procedimientos a través de los cuales podían hacer una reclamación en contra del banco.

El desconocimiento, la desinformación y la falta de espacios para efectuar reclamos imposibilitaba que las personas pudieran defenderse de los errores y atropellos de los bancos.

En la actualidad existen distintas instancias y mecanismos que facilitan hacer reclamaciones a los bancos. A continuación explicamos cuándo se pueden hacer estos reclamos recordando que, ante la duda, lo mejor es buscar la ayuda de un abogado especialista en reclamaciones a las entidades financieras.

Como usuario ¿Cuándo puedo reclamar?

A continuación enumeramos algunas de las situaciones irregulares en las cuales los usuarios están en pleno derecho de reclamar:

Cobro de crédito o intereses con redondeo desfavorable

Esta es una vieja práctica de los bancos y prestamistas que, aunque parezca increíble, se sigue llevando a cabo por ciertas entidades e instituciones bancarias.

Este redondeo desfavorable ocurre cuando en el cálculo del cobro de algún crédito el banco le aplica un redondeo que altera la cantidad hacia arriba.

Es decir que cobran de más. Cuando hablamos de cantidades importantes y constantes de dinero todo suma y el usuario termina pagando más por algo que no debe.

Cobro de comisiones por conceptos de ciertos servicios

Este cobro de comisiones ocurre sobre todo con el cierre o apertura de cuentas. Si bien se tratan de cifras relativamente pequeñas, cuando se mira la cantidad de comisiones que una entidad puede cobrar en un día, entonces ya se habla de grandes sumas de dinero.

Inversiones no consentidas con el dinero de los clientes

Se trata de otra vieja práctica de los bancos que muchos creían que estaba en desuso. La dinámica es simple, el banco toma “prestado” el dinero de los ahorristas y, sin su consentimiento, procede a invertir el dinero en la bolsa o a colocarlo en algún fondo de inversiones.

Cobro de hipotecas

Aquellas personas que firmaron hipotecas antes del 16 de junio del 2016 tienen derecho a hacer una reclamación al banco y además solicitar una compensación. Esta compensación obedece a que el banco cobró ciertos procedimientos que no deben correr por cuenta del usuario.